Ocultamiento

Por algún lugar

debí haber perdido la confianza

y entonces ya no creí más.

 

Me imaginé a solas

pero me vi observada y controlada.

 

Traspasé mi propia imagen

y del otro lado, el espejo roto.

 

Escuché ciertas voces familiares

que salían del hueco de un ladrillo.

 

Con cuidado

arreglé la pared,

armé el espejo destruido,

cerré puertas y ventanas

y comencé a buscar

debajo de la alfombra.