Cada día

En tan solo un minuto

recorreré la ternura

extendida en tus brazos.

Serán horas preciosas

que a la luz de tus ojos

harán brillar la noche.

Y en el segundo exacto

podremos sentir milagros

que amanecen cada día.

Anuncios