Morir de vida

 

En sucesivos y melancólicos pasos insondables

descubro un verso perseguido

áspero, arenoso, indoloro.

La sensación me arruga, me arrincona:

mi incertidumbre.

 

Despacio, en sensual desolación,

alcanzo un ruido perdido

entre hojas amargas, polvorosas.

De lado a lado

de arriba a arriba

solo un cuerpo solidario

en un alma carnívora e individual.

 

Padecer, andar a ciegas

que el sol me penetre y que me espante.

Condenar a muerte, sin

juzgar la forma,

a mi sueño imperturbable

fatídico y voraz.

 

Cuando yo muera de vida y no de tiempo

cuando intuya en mi sombra

un enorme parecido con tu sombra,

intentaré clavar mis pies

y mi cabeza

al borde de una piedra

como humo quieto.

Anuncios

34 thoughts on “Morir de vida

  1. Claudia, hay mucha gente muerta en vida. Muy lindo tu poema, pero apuesto a la vida. Que tu no estas muerta. Ni eres una mujer en modo piloto. Estás muy certera en tus propósitos de vida, cuando te sientas asi…Es positivo, grandes poemas salen al exterior. Felicidades Claudia. Que el cielo te siga bendiciendo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s