Una espera eterna

Tengo la certeza casi inevitable

que entre tanto rumiar mi desolación y mi tristeza,

algo va a suceder.

 

Un presagio casi póstumo, irreverente, trágico

que señala huellas de un andar acompasado y virtual

como la voz y la palabra que me cubren.

 

¿Sabrá mi compañero de ruta

la descomunal revolución

que ha provocado

en la rutina oxidada

y errante de mis días?

 

Yo sé que soy apenas

un alto en el camino

un disfrute para su ego

reconfortado.

 

Él es el quiebre ¿incondicional?

de un pasar aburrido

indiferente, ajeno

que antecede al definitivo momento del final.

Anuncios

26 thoughts on “Una espera eterna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s