José Martí

Escritor cubano  (1853 – 1895)

Diapositiva1Diapositiva2Diapositiva3Diapositiva4Diapositiva5Diapositiva6Diapositiva7Diapositiva8Diapositiva9Diapositiva10Diapositiva11Diapositiva12Diapositiva13Diapositiva14Diapositiva15Diapositiva16

 

Anuncios

38 thoughts on “José Martí

  1. Hace algunos días hice una entrada de este escritor, desde niña me imaginaba como seria la niña de Guatemala no esta aquí en tu colección pero es hermosos es dedicado al amor de su vida, es mi poma favorito de él por todo el misterio que encierra, admiro su historia, su valentía y sus ideas revolucionarias, bueno podría hablar todo una tarde sobre el contigo Claudia con una taza humeante de café, gracias por compartir estos poemas tan hermosos.

    Le gusta a 2 personas

  2. Si ves un monte de espuma, es mi verso lo que ves. Mi verso es un monte y es un abanico de plumas. Mi verso al valiente agrada mi verso, breve y sincero, es del vigor del acero con que se funde la espada. Duermo en mi cama de ropa mi sueño dulce y profundo, roza un abeja mi boca y crece en mi cuerpo el mundo. Si ves un monte de espuma, es mi verso lo que ves. Mi verso es un monte y es un abanico de plumas. José Marti. Gran poeta. Gracias por compartir sus versos.

    Le gusta a 1 persona

  3. El árbol de mi alma. Tiene alma de poeta. Los dos poemas que más me han tocado. Supongo que cada uno tendrá sus propias preferencias. Un gran regalo nos has traido. Gracias. Un abrazo.

    Me gusta

  4. En Cuba, en la etapa escolar, leíamos a Martí hasta la saciedad. Pero es ya de adulto cuando uno comienza a darle el valor que realmente debe tener toda su obra. Una lástima que se haya ido tan joven. Te dejo uno de mis poemas favoritos de Martí:

    CESTO DE MIMBRE

    Tengo junto a mi mesa un cestecillo
    De mimbre de un mimbral muy afamado,
    No, cual otros, con cintas y adornado,
    Sino, cual yo, sin lazos y sencillo.

    Cuanto me cansa o sobra encuentra puesto
    En mi cesto de mimbre: allí va cuanto
    Me indigna o me repugna o causa espanto:
    ¡Cartas necias y fe, todo va al cesto!

    Pero tengo en el pecho, entretejido
    Como en la tierra una raíz, un triste
    Amor que todo el pecho me ha comido,
    Y que a entrar en el cesto se resiste.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s