Conversaciones privadas II

Una caricia lo golpea bruscamente

y todo su cuerpo se sacude

inmóvil y tieso

devuelve la mirada sutilmente

con esos ojos vacíos y sin vida.

Anda escapándole a su sombra

que lo sigue adelante,

guiando el rumbo. No sabe

que en la noche es aún

más cierta su presencia.

Y con gritos sordos, casi mudos

implora a su conciencia

más respeto. No es prudente

ni atinado confesarse

la verdad de lo mentido.

Anuncios

17 thoughts on “Conversaciones privadas II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s