Gigantes

Majestuosos, protectores, desafiantes.

Cobijo de las aves y del hombre.

Estoicos, ancestrales,

escondite de la lluvia y del sol.

 

Aferrados a la tierra,

pretenden llegar al cielo.

Se mecen con placer

con la briza matinal.

Rugen con dolor

ante el viento despiadado.

 

Pero siempre de pie,

Siempre erguidos,

Siempre esperando la muerte

con la altiva humildad de los grandes.

 

Porque Alejandro Casona

tenía razón…

Los de buena madera, como los árboles,

mueren de pie.

Anuncios

6 thoughts on “Gigantes

  1. Me gusta tu visión poética de los árboles, de hecho coincido con las características que les atribuyes. Particularmente siento una verdadera veneración por los árboles, también por motivos que ahora no considero oportuno expresar, pero quizás lo haga algún día.

    Le gusta a 1 persona

  2. Vivo en una ciudad, donde los árboles están en los parques, las plazas, las calles. Pero muy difícilmente,en los jardines de las casas. Cuando compramos la casa, destruida, inhabitable solo me importó que tenía árboles. Y los árboles de los vecinos. Árboles viejísimos, hermosos, enormes. Y después, seguimos plantando….

    Me gusta

  3. ¡Merecidas y hermosas tus loas al árbol, Claudia!
    Además son compañía serena y viva, aún cuando sean ignorados. La naturaleza es toda generosidad. ¡Preciosos los fotografiados! Creo te gustaría leer un cuento en mi blog. Se titula “La despedida “.
    ¡Un abrazo.😊!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s